La esencia del liderazgo

La esencia del liderazgo

El liderazgo, la creatividad, la excelencia son habilidades para todos porque todos tenemos al alcance de la mano una versión de nosotros mejorada, más completa. Porque todos somos únicos. ¿Qué pasaría si pudiéramos detectar y expandir esa singularidad? ¿Qué pasaría si nos pusiéramos a trabajar en adquirir ese registro de habilidades de liderazgo que hiciera que tu vida y tu trabajo fuesen mejores?, ¿Cómo te sentirías? ¿Cómo sería un mundo compuesto con las mejores versiones de todas las personas? ¿Merece la pena el esfuerzo por la grandeza, por ser líderes de nuestras vidas? El hecho de querer mejorar en las habilidades de liderazgo supone ser ya líder. Este ejercicio es duro y un trabajo para toda la vida. En este proceso de cambio habrás de enfrentarte a muchas decepciones y  habrá momentos de dudas y desesperación. Porque deberás de salir de tu zona de confort . Deberás cuestionar la forma en la que siempre se han hecho las cosas. Tendrás que ser capaz de crear un ambiente de trabajo con  colaboración, respeto, compromiso, responsabilidad, proactividad, empatía, asertividad, capacidad de escucha. Y sobre todo esto supone ser un líder. En definitiva tendrás que trabajar las competencias de la inteligencia emocional  para ser un líder que puedes llegar a ser.

La grandeza, el liderazgo, la excelencia no son conceptos para unos pocos. Son tuyos y míos, de tu gente, de tu equipo, de tu empresa.

En EyCO, acompañamos a las organizaciones empresariales, educativas, sociales y de salud en su camino hacia la mejora continua

Ante cualquier duda, pregunta, reflexión o aspecto que deseéis comentar no dudes en ponerte en contacto conmigo. Será un placer poder ayudarte.

Pedro Morchón Camino

Pedro Morchón Camino

Director de EyCO

 

Telefono: 671038509

 

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)

La fauna de una reunión comercial.

Reunión comercial. Llega al hotel donde estará alojado cuatro días. Cuatro días eternos. Su jefe, el jefe de ventas, le espera para cenar la noche antes. Además en la cena, están dos delegados comerciales veteranos que tienen una extraña relación con su jefe. Si se tratase de una ensalada habría ingredientes muy dispares: amistad, rivalidad, recelo, humor de bar, sentido ácido de la vida…y de fondo problemas no resueltos y acritud de base .El aliño de la ensalada es la triste necesidad de tener que entenderse y soportarse.

La fauna de una reunión comercial

Pablo llega, saluda a los tres, se sienta, cómo ha ido el viaje le preguntan, contesta que bien, que tal la visita esta mañana al cliente nuevo pregunta su jefe, Pablo contesta que bien, su jefe le responde que debería de estar pidiendo ya un montón de camiones, a él le apetece responder que antes de eso le gustaría conocer al jefe de ventas para hablar de ciertos asuntos pero se calla por evitar polémica. Sus compañeros le preguntan haciéndose los interesantes cómo van las ventas, no ya tanto porque les interese sino porque quieren hacerse los casi jefes delante de su jefe. Pablo responde que bastante bien y su jefe pone cara de contrariado y sube mucho las cejas y comienza a decir algo pero no lo dice haciendo ostensible que se está forzando a no hablar como parte de una pequeña representación.

Sus compañeros se ríen condescendientemente y dicen vaya exigente que eres Pepe y él les responde con gesto fingido de media ofensa que no es exigente pero que será lo que sus delegados se han de acostumbrar porque ahora que ya salimos de la crisis hay mucho que recuperar.

Sirven el vino que los tres habían decidido. Viña Pedrosa. Ribera del Duero.

Pablo prefiere mantenerse al margen. Hablan del pasado, de antiguas reuniones comerciales, cuentan chistes sin gracia. Él se siente fuera. Cuando acaba de cenar cada uno pide una copa y se quedan hablando. Desea irse a dormir pero pide un gin tonic porque desea sentirse uno más y estar integrado. El jefe de ventas comienza a hablar mal de otros compañeros y los delegados comerciales veteranos jalean sus críticas y le ríen sus gracias. Pablo sigue manteniéndose al margen. Se piden otra copa pero Pablo argumenta que está cansado y se va a la cama.

Antes de conciliar el sueño, Pablo se plantea muchas cosas. Después de varios meses en la compañía, sigue encontrándose un ambiente enrarecido, intuye viejas cuentas por saldar, conflictos de egos, críticas, sorna…Pablo no se esperaba nada de eso. Su anterior empresa era familiar y el ambiente era limpio. Había color en las relaciones profesionales y cada día se iba a la cama muy cansado y con problemas pero sabiendo que eran todos un equipo.

Aquí, sin embargo, Pablo intuye una fachada de catálogo de marketing con sonrisas fingidas, cenas caras y copas pagadas por la empresa pero las personas orbitan alrededor de líderes que no ejercen de líderes porque lo tácito sigue siendo tácito, los conflictos no expresados siguen sin ser expresados, los jefes critican a sus colaboradores delante de otros colaboradores y el clima de confianza baja como un lunes negro en la bolsa de Madrid.

Con la sensación de no estar en casa se duerme. Esperando pasar desapercibido al día siguiente en la reunión comercial. Pablo no sueña nada esa noche. En ese mismo momento, el director comercial termina de escribir en su hoja de Excel los resultados de cada zona. Mientras Pablo se duerme, el jefe de ventas comprueba que la zona que Pablo gestiona, ha bajado un 10% la facturación en los últimos cuatro meses. En la cocina, una camarera ecuatoriana tira a la basura la botella de Viña Pedrosa. Se le olvidó de ponerla  junto con el vidrio.

En EyCO, acompañamos a las organizaciones empresariales, educativas, sociales y de salud en su camino hacia la mejora continua

Ante cualquier duda, pregunta, reflexión o aspecto que deseéis comentar no dudes en ponerte en contacto conmigo. Será un placer poder ayudarte.

Pedro Morchón Camino Director de EyCO

Pedro Morchón Camino

Director de EyCO

Telefono: 671038509

Coach certificado por Asociación española de coaching ejecutivo (AECOP) y la Asociación española de programación neurolingüística (AEPNL)